Vinagre para ahuyentar ratas y ratones

Vinagre para ahuyentar ratas y ratones

Vinagre para ahuyentar ratas y ratones

Las ratas o ratones son compañeros de habitación indeseados, llegan a los hogares cálidos y acogedores cuando empieza el frio y les falta la comida. Además de las enfermedades que pueden transmitir, estos animales pueden reproducirse sorprendentemente rápido.

En el mercado existe una gran cantidad de productos, venenos e insecticidas para eliminar y ahuyentar a estos molestos roedores. Pero si no quieres gastar o usar productos químicos que pueden ser perjudiciales para los miembros de tu hogar, puedes usar remedios caseros, en este caso, el vinagre.

A continuación te explicamos cómo usar el vinagre blanco o tinto para ahuyentar ratones o ratas de tu casa.

Cómo usar el vinagre blanco o tinto para ahuyentar ratones o ratas

Dado que los ratones tienen una aversión natural al vinagre; puedes esparcir bolas de algodón impregnadas de este producto en las diferentes zonas de tu hogar.

Pasos

  • Inspecciona tu hogar en busca de las señales que dejan los roedores, por ejemplo, migajas de comida dentro de los armarios o despensas, restos de heces, bolsas roídas, etc. Además, revisa los rincones y grietas de tu hogar. Limpia estas áreas con un poco de vinagre y agua.
  • Aspira y pasa un trapeador por todas las habitaciones, así eliminarás cualquier rastro de comida que pueda atraer a los ratones.
  • Prepara las bolas de algodón justo antes de usarlas para obtener mejores resultados, ya que el olor a vinagre será más fuerte. Usa guantes de plástico para empapar las bolas de algodón con vinagre.
  • Coloca las bolas de algodón empapadas en cualquier área por la que los ratones suelen estar, tales como en gabinetes, debajo del fregadero, en los mostradores, en la parte posterior de los armarios y debajo de la estufa.
  • Aprieta la bola de algodón en grietas o pequeños agujeros, estos pueden ser puntos de entrada potencial para los ratones. Luego, repara esas zonas para evitar que vuelvan.
  • Cuando las bolas de algodón se sequen, usa otras, empápalas y colócalas nuevamente. Pues el aroma del vinagre no es detectable una vez que se seca. Tira las bolas de algodón usadas.

Si las bolas algodón empapadas de vinagre funcionan, ya no verás rastros de los roedores (heces, comida roída, etc.) en lugares donde normalmente se esconden o se almacenan los alimentos.

Ojo: este método es simplemente disuasorio, solo sirve para deshacerse o ahuyentar a los ratones y ratas, no es una forma de matarlos.

  • Comenta el artículo