Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo acabar con los ratones en nuestra casa de manera natural

Cómo acabar con los ratones en nuestra casa de manera natural

Cómo acabar con los ratones en nuestra casa de manera natural

Los ratones son una de las especies más peligrosas. Estos roedores no solo causan molestias en el hogar al dañar la ropa, los cables y el mobiliario en general, sino que, también, causan distintas enfermedades. Además, los ratones se reproducen rápidamente (una hembra puede reproducirse 12 veces al año y cada camada puede ser de hasta 20 ratones).

Es peligroso usar venenos y químicos en el hogar si tenemos niños o mascotas. Por eso nos preguntamos cómo acabar con los ratones en nuestra casa de forma natural. En este artículo te daremos algunos consejos para deshacerte de estos inoportunos roedores sin poner en riesgo a tu familia.

Remedios caseros

  • Chocolate en polvo con yeso. Los ratones son amantes de los dulces y el cacao es un excelente aliado para deshacerse de ellos. Haz una mezcla con cacao y yeso. Conseguirás que el roedor sienta mucha sed y cuando beba agua, el yeso endurecerá su cuerpo y le producirá la muerte.
  • Bebidas gaseosas. Curiosamente los ratones no tienen la capacidad de eructar. Por lo tanto, si colocas un poco de refresco en pequeñas tapas, empezarán a morir después de beberlo.
  • Bicarbonato de sodio. El bicarbonato mezclado con harina y azúcar es un veneno casero infalible para acabar con los ratones. Este método funciona igual que el refresco, ya que el bicarbonato genera gases que el animal no expulsará y morirá.

Cómo acabar con los ratones del jardín

La forma más efectiva para acabar con los ratones del jardín son las mascotas. Los gatos, las serpientes y los perros poseen un instinto cazador y sienten predilección por estos pequeños roedores. Asimismo, tener una mascota evitará que los ratones entren en tu jardín porque su olor y el de sus heces será una alerta de peligro para ellos. Otra excelente opción es plantar en el jardín repelentes naturales como la menta. Aunque esta planta es muy refrescante y contiene innumerables beneficios para el ser humano, a los ratones les desagrada su olor.

Te puede interesar:   Cómo eliminar las ratas con remedios caseros: trampas, venenos, repelentes

Cómo acabar con los ratones de campo

Una forma de acabar con los ratones de campo es rociar un preparado casero, que te diremos a  continuación, por todas las zonas que consideres necesario hacerlo. Tienes dos opciones,matarlos o no.

Para preparar la mezcla letal necesitas aceite, ajo, pimienta, picante y un veneno potente a base de brometalina (actúan sobre el sistema nervioso central, paralizando y matando al animal).

Si no deseas matar a los ratones, puedes usar los mismos ingredientes anteriormente mencionados (aceite, ajo, pimienta y picante), salvo el veneno a base de brometalina. Este método es realmente sencillo y eficaz, además evitarás matarlos.

Si tu intención es no acabar con la vida de estos animalitos, existen trampas que tienen el estilo de una jaula y que no les hace daño. Puedes comprar o construir unas cuantas, y luego colocar dentro algún alimento que guste a los ratones como el maíz dulce o el queso. Después de atraparlos, libéralos lejos de tu hogar y en un hábitat adecuado.

Cómo acabar con los ratones en el falso techo

El techo suele ser el sitio perfecto para los ratones porque evitan la luz, es cálido, seco y no son molestados. Cuando hay ratones en el falso techo, éste se daña y se pone amarillento por la orina de los roedores.

Para terminar con este suplicio, puedes mezclar en un plato desechable yeso seco, harina y un poco de sal. Esta preparación paraliza el cuerpo del ratón quitándole la vida en un corto periodo de tiempo. Otra solución es colocar trampas tradicionales o de pegamento. Además, si en las trampas colocas cualquier trozo de comida, los ratones no tardarán mucho en caer.

[Total:23    Promedio:2.9/5]
  • Comenta el artículo